Gobierno Nacional incumple compromisos con el CRIC

por ONIC

La Consejería mayor del CRIC y los delegados de las autoridades indígenas de las 9 zonas del Cauca, participamos en esta reunión de 10 y 11 de Junio de 2013, citada con los Ministros del Gobierno nacional con la expectativa de encontrar respuestas concretas a los temas planteados al Sr. Presidente en el encuentro nacional de pueblos indígenas, los cuales desarrollamos en comisiones mixtas en Popayán durante los últimos cuatro meses del año 2012.

Sin embargo, esta reunión ha mostrado la falta de voluntad política del Gobierno nacional para responder a los derechos indígenas en el marco de la diversidad, de acuerdo con la constitución nacional y la normatividad internacional. Es muy grave que los ministros no hayan hecho presencia en esta reunión, a excepción del Ministro del interior y el Ministro de agricultura quienes tampoco dieron respuesta concreta a nuestras propuestas de fondo. Muchos de los delegados del Gobierno nacional no han leído siquiera los documentos presentados. El presidente de la República no envío respuesta a las propuestas de paz y sobre control territorial presentadas desde el año pasado.  Siendo el Gobierno nacional el convocante a esta reunión y ante el incumplimiento en la venida de los  ministros, consideramos que el Gobierno ha hecho un rompimiento de estas conversaciones.

Entendemos el rompimiento del Gobierno nacional como un claro mensaje en el sentido de que hay una unificación política en todos los Ministerios  respecto al no reconocimiento de derechos diferenciales de los pueblos indígenas y de la territorialidad indígena, y que la única normatividad aplicable es la ley ordinaria y la pretensión de un Estado monocultural, con concepciones de desarrollo y de vida que no respetan la cosmovisión, las poblaciones y sus territorios,  distinto al mandatado por la Constitución colombiana. Se ha desconocido el decreto 982 de 1.999 que es fruto de nuestras luchas de la década del 90 y marco para las movilizaciones del año 2000  a 2013.
El Gobierno puede señalar que hay avances puntuales los cuales no negamos y valoramos, pero no son estos los asuntos de fondo que nos han delegado las autoridades para realizar su exigibilidad. Son temas fundamentales para los pueblos indígenas  el SISPI, la ATEA, el SEIP, la UAIIN, el control territorial autónomo desde las comunidades indígenas, la vigencia del decreto 982 de 1,999, la jurisdicción indígena especial y la comunicación desde la cosmovisión propia como pueblos.

Se han planteado como resultados por parte del Gobierno temas que no estaban en la agenda como Plan Cauca y CONPES Cauca, los cuales ni responden a nuestras dinámicas, ni son específicos para comunidades indígenas, y  en su proceso de  desarrollo no han convocado ni al CRIC ni a las autoridades indígenas de manera diferencial.

Denunciamos las represalias que se toman contra el CRIC en el marco de estos diálogos como las que ya se empiezan a implementar en educación, donde no se garantiza la gratuidad en las instituciones educativas administradas mediante contratación en el marco del  decreto 2500, la judicialización que hoy ha sido oficializada por el vice fiscal a los participantes en esta reunión, judicialización hacia quienes han estado en exigibilidad territorial en el cerro de Berlín y a líderes de nuestras organizaciones y comunidad participantes en movilización social. Y en el mismo sentido denunciamos la insistencia en promover y apoyar el paralelismo organizativo desde la institucionalidad a través de la OPIC.

Rechazamos la intervención de terceros, bien sea personas o instituciones que pretendan direccionar o realizar conceptos, informes o recomendaciones sobre cuál debe ser la intervención o implementación de las acciones que promuevan los derechos de los pueblos indígenas.
En 40 años ha tejido una estructura institucional idónea propia con total capacidad de atender y resolver los asuntos propios como pueblos.

Dejamos claro que siendo nuestra posición una propuesta de paz, la actitud del Gobierno nacional nos muestra que no hay voluntad real para que las comunidades indígenas y los sectores sociales avancemos en la construcción social de paz desde los pueblos y los territorios.

Hemos cumplido el mandato de las comunidades indígenas de conversar con el Gobierno y ahora le planteamos  al XIV Congreso del CRIC, que este diálogo ha fracasado, para que sea nuestra máxima instancia regional la que decida qué hacer para lograr la vigencia plena de nuestros derechos como pueblos.

AUTORIDADES TRADICIONALES

CONSEJO REGIONAL INDIGENA DEL CAUCA  - CRIC-

 

BOGOTÀ, DC, junio 11 del 2013