Continúa la campaña de exterminio en contra de la guardia indígena

por ONIC

Las Autoridades Indigenas del Norte del Cauca que integramos la Asociación de Cabildos Indigenas del Norte del Cauca-ACIN, en cumplimiento de los principios culturales y territoriales como pueblos indígenas del territorio, con el propósito de restablecer la Armonía y el Equilibrio de la Madre Tierra, en el ejercicio de la Autonomía indígena se ha continuado de manera pacífica las acciones legitimas de control territorial por las diferentes comunidades presentes en la zona acompañados por los Kiwe Thegnas-Guardia Indígenas.
Manifestamos nuestra voz de rechazo e indignación contra todos los hechos violentos e inhumanos que atentan contra la vida y la integridad física de los comuneros y comuneras que habitamos en los territorios, cuando es violentado el ejercicio autónomo de control territorial por parte de miembros de la guerrilla de las FARC, el ejército nacional y ahora las bandas criminales.
HECHOS
La Autoridad Tradicional Indígenas Nasa de los 19 Cabildos Indígenas y la Consejería ACIN dan a conocer a la sociedad civil en general los hechos de afectación al territorio y la violación permanente de los derechos humanos
A pesar de la posición clara de las autoridades indigenas de no permitir la presencia de actores armados en sus territorios, en legítima defensa de la vida (Resolución del 20 de julio de Toribio de 2011), las autoridades tradicionales indígenas junto con la guardia indígena realizan acciones de control territorial como deshacer trincheras del ejercito instaladas en los centros poblados, capturar y sancionar guerrilleros, capturar y sancionar ladrones de motos.
El día 28 de abril es brutalmente asesinado el comunero BELARMINO CHOCUE, guardia indígena activo desde hace 4 años, perteneciente al resguardo de Canoas, padre de 2 hijos menores de edad, Juan David Chocue de 4 años y Jhon Jairo Chocue de 2 años, convivía con la comunera Shirley Juliana Ul también de Canoas, en la vereda La Vetica.
BELARMINO, salió en la mañana del 28 de abril, como todos los días, a trabajar en la cosecha de café al corregimiento del Mondomo, luego de terminar su jornada laboral se encontró con el comunero otro comunero él cual protegemos su identidad, con quien se dispuso a tomarse unas cervezas, dicen testigos del hecho que cuando estaban muy tomados, unos sujetos los montaron en dos motos, el comunero que lo acompañaba se despertó y al darse cuenta de la situación de peligro, se lanzó de la motocicleta y se logro escapar.
El día lunes 29 de abril de 2013 fue hallado un cuerpo sin vida de sexo masculino en zona periférica del corregimiento de Mondomo, el cuerpo presentaba signos de tortura, cortes en gran parte de su cuerpo y golpes. La policía de la localidad que realizo el levantamiento lo reporto como NN los pobladores aledaños al sitio donde lo encontraron no lo identificaron. Al momento del levantamiento

se encontraba desnudo y sin ningún documento de identidad, la noticia fue difundida por medio de prensa local y fue allí donde nos enteramos que se trataba de BELARMINO CHOCUE.
Tales hechos tendrían estrecha relación con las amenazas de venganza proferidas contra las autoridades indígenas y la guardia indígena de los 3 cabildos de Santander por los hechos ocurridos a principios de este año en los cuales se capturaron, detuvieron y armonizaron a hombres que robaban motos a los comuneros dentro y fuera de territorio de estos cabildos.
DENUNCIAMOS ANTE LA OPINION PÚBLICA
Que los anteriores hechos dan cuenta de los niveles de recrudecimiento del conflicto social y armado y las graves afectaciones a la población civil y a los proyectos de vida que durante años las comunidades indigenas hemos venido construyendo, así como del aumento de la violencia política en el Cauca mediante la cual los actores armados pretenden lograr el control de los grupos étnicos, sus culturas, sus procesos organizativos y las zonas ambientales que históricamente han cuidado con dedicación y esmero.
Creemos que se ha dado inicio a un plan de exterminio en contra de la Guardia Indígenas ya que el 18 de abril fue asesinado de manera cruel y sanguinaria el guardia indígena Venancio Taquinás, quien además era The Wala (medico tradicional-autoridad ancestral), este homicidio fue perpetrado por miembros activos de las Farc presentes en la zona.
Responsabilizamos al gobierno nacional, a la guerrilla de las Frac, a las Bandas criminales dedicadas al micro tráfico y robo de vehículos de todos los hechos sucedidos contra nuestra Guardia Indígena como consecuencia del ejercicio legítimo de control territorial realizado por los Kiwe Thegnas en nuestros territorios.
EXIGIMOS
Al Estado Colombiano que avance es estrategias reales para que no se sigan vulnerando los derechos humanos y colectivos de los pueblos indigenas a través de las campañas de exterminio que desde hace tiempo han emprendido contra nuestros Kiwe Thegnas.
Que se reconozca jurídicamente a la Guardia Indígena, como un sujeto de reparación colectiva en tanto es víctima de todos los actores armados legales e ilegales presentes en el territorio indígena.
SOLICITAMOS
A los organismos de protección de DDHH nacionales e internacionales su acompañamiento y monitoreo permanente de la situación de vulnerabilidad en la que nos encontramos los comuneros y comuneras pertenecientes a la GUARDIA INDIGENA DE LA ZONA NORTE DEL CAUCA.

 

CONSEJERIA ASOCIACION DE CABILDOS INDIGENAS DEL NORTE DEL CAUCA-ACIN