ONIC: Las Mujeres Indígenas seguimos cultivando semillas de Vida y Paz

por ONIC

- En memoria de la Cacica del Pueblo Seminómada Makaguan, Magdalena Cocubana, asesinada en Tame Arauca, el 3 de septiembre; de Glabely Gómez y Aida Trochez, del norte del Cauca, masacradas el 1 de septiembre del presente año, y en memoria de todas aquellas que abonan la Madre Tierra por defenderla.
- #MujeresIndígenas.



500 y más años de #GenocidioIndigenaEnColombia,
200 años y más de feminicidios en el territorio del Abya Ayala.

Hace más de 200 años fue asesinada brutalmente Bartolina Sisa, mujer aymara que defendió con valentía su territorio y su pueblo. Hoy, en Colombia, la muerte y la persecusión continúan, con sevicia, contra las mujeres indígenas. Sólo en esta última semana han sido asesinadas y masacradas tres lideresas: la mayora indígena Magdalena Cucubana, de 70 años, de Pueblo Makaguan (Arauca); y las compañeras Glabely Gómez, excoordinadora del Programa Mujer de Cerro Tijeras, y Aída Trochez, lideresa de la Mesa de Víctimas de Suárez (Cauca).

A esto se suma el confinamiento, el racismo, la esclavitud, el desplazamiento forzado y las múltiples violencias de las que han sido víctimas las mujeres indígenas durante los últimos años. Duele el asesinato de la comunicadora Efigenia Vázquez, del Pueblo Kokonuko; de la Guardia Indígena María Nelly Bernal del Cabildo del Pueblo de los Pastos en Nariño y de decenas de lideresas que siguen clamando justicia. Duelen todas las violencias que se agravan aún más con las niñas indígenas: ¿cómo olvidar la violación, tortura y asesinato de la niña yanakona Yuliana Samboni?, ¿cómo no sentir indignación por las cientos de niñas indígenas, semilla de vida, que no germinan por desnutrición y otras carencias generadas por la explotación de sus territorios?

Ante esta guerra contra la vida, nuestro grito se levanta para decir “No más muerte, no más persecución, no más violencias contra nosotras”. Son las mujeres indígenas quienes han guardado la memoria, la cultura viva de los Pueblos, los idiomas; quienes han garantizado la pervivencia física y cultural indígena en el país.

El daño que la violencia y la crueldad contra las mujeres indígenas hacen a los pueblos, a la Madre Tierra y a la humanidad es irreparable, y el Gobierno Nacional pasará a la historia como el responsable político de este sistemático #GenocidioIndígenaEnColombia.

Los 104 Pueblos Indígenas, y con ello nosotras las Mujeres, le seguimos apostamos a cultivar la paz en el país y en nuestros territorios. El enfoque generacional del Capítulo Étnico del Acuerdo de Paz era parte de la esperanza, sin embargo, hoy su implementación está en el limbo.

Al contrario, la situación se ha agravado a la par que se desdibuja el Plan de Acción del Programa de Mujeres Indígenas, proferido por la Corte Constitucional hace once años en el Auto 092 del 2008.

Son tiempos muy difíciles, por ello, convocamos a juntarnos, a danzar para no morir, a tejer la esperanza al calor del fuego, y a seguir levantando la voz:
BASTA YA, ni una Mujer Más Asesinada, ni una mujer más víctima de violencia.

¡Mujeres Indígenas dadoras de Vida y cultivadoras de Paz!
#MujeresIndigenas Lenguajes del Territorio

AUTORIDAD NACIONAL DE GOBIERNO INDIGENA – ONIC
Consejería de Mujer, Familia y Generación

Contacto:
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
www.onic.org.co