En señal de respaldo por la paz, en #MingaPorLaVida encendamos luces de esperanza

por ONIC

- ONIC se une a esta convocatoria. Hoy encuentro en Bogotá: Parque Santander (Cra 7ma con calle 15) - 6:00 pm.
- #UnaVelitaPorLaPaz
- #NosEstánMatando: Desde inicio de gobierno Duque hasta la fecha se han presentado 35 asesinatos a líderes indígenas.

Dadas las condiciones actuales y los riesgos de reinicio del conflicto armado en Colombia, múltiples organizaciones sociales han hecho un llamado a los ciudadanos del mundo para encender una velita en favor de la paz el próximo 7 de diciembre de 2018 a las 7 de la noche.

Colombia, es un país con más de 7 millones desplazados (Datos NCR), un millón más que Siria, más desaparecidos que las dictaduras de Argentina y Chile juntos, el país con más civiles muertos (215.005) que la antigua Yugoslavia (130.000); pide a la comunidad internacional solidaridad frente a los procesos de paz que están en curso.

Hasta hoy más de 500 líderes sociales han sido asesinados en Colombia e igual suerte han corrido 86 reinsertados a la vida civil. El rearme de grupos paramilitares sustentados en el crecimiento del narcotráfico y múltiples propuestas del gobierno colombiano para desmontar el acuerdo de paz con las FARC; así como la suspensión indefinida del proceso de diálogo con la Guerrilla del ELN, han generado este urgente llamado de la sociedad
civil.

El partido de gobierno, incluso, ha generado propuestas en contra de las víctimas del conflicto. Gracias a ello no sólo perdieron las Zonas Electorales (circunscripciones) especiales de paz y su representación en el congreso, sino que además se adelantan iniciativas para evitar la restitución de tierras, política que permitía que los territorios
obtenidos de manera violenta fueran devueltos a sus legítimos dueños.

Ahora en tiempos de paz, los incumplimientos del gobierno en materia de tierras y medio ambiente se han traducido en un aumento exorbitante de la deforestación en áreas de interés ambiental, como la Amazonia colombiana. El suelo colombiano, al ser botín y territorio, es quizá una de las mayores víctimas de esta guerra.

Es así, que representantes de múltiples sectores de la sociedad civil colombiana hacen un llamado urgente para solicitar la reanudación de los diálogos con el ELN y evitar que los actores políticos y armados que desean el reinicio de la guerra en el país, alcancen su objetivo de sumergir a Colombia en un nuevo baño de sangre.