Ya comienza el festival, vinieron a invitarme… Lo que nos recuerda el etnocidio del Pueblo Indígena Kankuamo.

por ONIC

Oscar Montero

 

Un día como hoy, hace 11 años, en el 2004 en los amaneceres de las estribaciones de la Sierra Nevada de Santa Marta, el líder del Pueblo Indígena Kankuamo y docente  OSCAR ENRIQUE MONTERO ARIAS, fue torturado y posteriormente asesinado por grupos paramilitares en la región conocida como Callao, a tan solo 15 minutos de Valledupar.
 
 
 
Hasta el sitio lo escogieron para callar y cortar su presencia física, pero sus ideales y espíritu de luchador y defensor de la vida "aun siguen vivos en las reivindicaciones, su espíritu sigue acompañando a las luchas del movimiento indígena porque no has muerto, porque cada día sigues más vivo que nunca y porque tus enseñanzas y legado se están sembrando y germinando,  por ti y todos los caídos en la defensa de la vida ni un minuto de silencio toda una vida de lucha y resistencia... Porque sigues ahí en los sueños y sentir de nuestros días, nuestros pueblos y derechos”, así lo ratifican sus alumnos de la vida.
 
 
 
Hoy es el único caso emblemático del Pueblo Kankuamo que tiene a la familia Molina Araujo en líos con la “justicia” colombiana… cortaron sus ramas pero no sus raíces, así como a cientos de Kankuamos que renacen con mayor fuerza en el territorio ancestral y en muchas ciudades donde “pegaron” en selvas de cemento por el desplazamiento y amenazas sistemáticas. 
 
 
 
Seguimos tejiendo y danzando con los bastones de la Paz en alto por la vida y en contra del desconocimiento de nuestro aporte como actores sociales y sujetos de derechos como pueblo.   Como el profe Oscar Montero, cientos de cientos kankuamos claman verdad, justicia, reparación y luchan por la garantía de no repetición de acciones de exterminio como este perpetrado por los jinetes paramilitares en el Valle del Cacique Upar y sus alrededores en la Sierra Nevada de Santa Marta.
 
 
 
 
 
 
 
Para más información: