Jóvenes Indígenas, ante el fusil resisten con el Bastón de la Paz en alto.

por ONIC

unnamed

“Porque cada indio y hermano muerto, otros miles nacerán… Desde la espiritualidad que nos une…”

Himno de la Guardia Indígena Nacional.

Ante los hechos ocurridos en el proceso de liberación de la Madre Tierra en el predio La Emperatriz, el pasado 10 de abril donde fue infamemente ultimado el compañero y hermano Siberston Guillermo Paví Ramos en manos del ESMAD, la juventud indígena ONIC desde nuestros corazones y los territorios que habitamos lamentamos y repudiamos su vil asesinato en plena primavera.

Como jóvenes seguimos nutriendo y cultivando la resistencia civil y la defensa de los territorios, abanderando a nuestras autoridades y dirigentes las apuestas de construcción de paz duradera; es así, que destacamos nuestra participación de las diferentes estrategias de control político y territorial, en el ejercicio de la autonomía en todos los territorios ancestrales que son los escenarios de Paz de  los Pueblos Indígenas.

Los Pueblos Indígenas somos, ante todo, sujetos políticos y desde esta dignidad colectiva planteamos las propuestas de paz que garantizan nuestros derechos fundamentados en la vida y el buen vivir,  al territorio colectivo, la autonomía, la cultura y a la defensa de la madre tierra, esta casa mayor donde vivimos todos; somos tejedores y actores de la paz y la reconciliación de la Nación, decididos en la construcción del Estado Social de Derecho democrático, participativo, multiétnico y pluricultural.

La búsqueda de la Paz, por tanto, como mandato de la ONIC debe garantizar el Derecho de la Vida de manera digna para los pueblos indígenas; sin embargo, hoy la ausencia de este principio vital se evidencia en el reclutamiento y asesinato de jóvenes; la violación, embarazos y muertes de mujeres indígenas; secuestros, amenazas y presencia de grupos armados en los territorios; la presencia amenazante de los megaproyectos y las transnacionales, el desconocimientos de los derechos de los pueblos indígenas, la corrupción estatal e inequidad entre la inversión social y la guerra; el confinamiento que soportan algunos pueblos, y en todo tipo de violencia contra las mujeres, los niños y las niñas, jóvenes, mayores y mayoras indígenas.

Por tanto, con corazón firme, reafirmamos nuestro ser indígena y desde nuestro pensamiento dulce, ratificamos nuestro misión natural de seguir trabajando la unidad en las diferencias, defensa territorial, el cultivo permanente de la cultura y el fortalecimiento de nuestras autoridades hacia la concreción real de la autonomía y gobierno propio.

Desde todos los rincones de la Colombia indígena, acompañamos a la familia del compañero y hermano Nasa Fidersón Guillermo Paví Ramos, en su dolor, y a los hermanos y hermanas indígenas del Cauca en la lucha incansable para seguir liberando la Madre Tierra para todos y todas las sociedades.  Que su siembra ayude a parar la guerra, cesar el fuego bilateral, y se creen y faciliten los espacios para que las voces de las mujeres, los jóvenes y los sabios indígenas estén presentes en la construcción de acuerdos de paz. Insistimos para que en Colombia nuestras generaciones y las generaciones venideras puedan vivir en convivencia pacífica, en el marco    de la terminación del conflicto armado interno.

Llamamos a todos los pueblos, hombres y mujeres, a unirnos para seguir defendiendo la vida por encima de la muerte, con danzas y cantos, portando en alto el bastón de la paz y la resistencia.  Por ello, invocamos a nuestros ancestros, madres y padres espirituales, para que nos sigan apoyando y guiando en el aporte de una sociedad más justa, sin olvido de sus víctimas, a partir de los valores y sentimientos profundos del ser humano como la solidaridad, la tolerancia, el respeto por los demás y el reconocimiento del aporte del otro, donde la diferencia es aporte y oportunidad del cultivar de la Paz.

 

Frente los fusiles, la palabra.

Frente la violencia, la resistencia.

Frente el dolor, la armonía y la alegría del ser jóvenes indígenas.

Frente el exterminio, la paz y la pervivencia.

Frente la injusticia, la guía espiritual de nuestros sabios y sabias.

 

¡CUENTE CON NOSOTROS PARA LA PAZ, NUNCA PARA LA GUERRA!

AUTORIDAD NACIONAL DE GOBIERNO INDÍGENA -  ONIC

Consejería de Mujer, Familia y Generación.

Coordinación Nacional de Juventudes Indígenas.

Contacto: Mario Villazón – Coordinador Nacional de Juventudes ONIC – Tel: 315 237 75 38

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.    www.onic.org.co