La Macro Centro Oriente y la Macro Occidente se movilizaron por la Paz, como mandato de Vida y Unidad.

por ONIC

11011939_1571055939821097_4166222190115964773_o

 

 

Porque la Paz es nuestro mandato de Vida, por ello mantenemos el Bastón de la Paz en alto mientras cultivamos el buen vivir de los Pueblos Indígenas. Los pueblos indígenas y sus organizaciones que hacen parte de la Macro Centro Oriente – Pijaos, Bari y Muiscas, se unieron al tejido para cultivar el conjunto de la Paz.

 Y juntos con nuestros hermanos afros, campesinos y gran parte de la sociedad civil que avivan la paz nos movilizamos, desde cada realidad y cosmovisión propia, exigiendo a una sola voz a los cultivadores de la guerra y al gobierno nacional  acciones reales, a partir del reconocimiento del aporte de los otros, para concretar la Paz con justicia, reparación y reconciliación entre todos y todas.

MACRO ORIENTE

La realidad viviente y los principios cosmogónicos de los pueblos indígenas Pijaos, Barí, Muiscas, U’wa y todos los hermanos y hermanas indígenas que por diversas razones se encuentran habitando la urbe de Bakatá.

Llegó el día de reencontrarnos con la palabra accionada, con el Bastón en alto por la Paz de Colombia para el mundo, más de 40 organizaciones base de la Organización Nacional Indígena de Colombia – ONIC caminaron, danzaron, tejieron, cocinaron, están sentados en los bancos, marcharon  por todos los territorios ancestrales, con el Bastón de la Paz en alto, para no olvidar a las víctimas que sembraron sus vidas  por la Paz de Colombia para el mundo.

El CRIT, en el Tolima, los Pijaos se movilizaron desde Natagaima hasta Neiva. Por su parte, nuestros hermanos indígenas pertenecientes a ASOBARÍ recorrieron Tibú, Norte de Santander.

En Bogotá o Bakatá, los Cabildos Urbanos y otros pueblos con población desplazada y por estudio, como los Coreguajes, Kankuamos, Wayuu, Nasas, Misak, Pastos, Uitotos, nutrieron la marcha por las calles con la custodia y el cuidado de la Guardia Indígena.

Desde Bakatá – Bogotá, participamos de la Gran Marcha por la Paz con mucha simbología y música de Coreguajes, Kankuamos, Nasas, sembramos con los hermanos afros y campesinos el Bastón por la Paz y  encendimos la llama de la Paz en el Centro de Memoria, Paz y Reconciliación  por las Víctimas; Así mismo, nos unimos con mechones, cocuyos, velas, lámparas a la Hora Cero por la Paz de Colombia para el Mundo y con el Mundo a la 6:45 p.m. (hora colombiana), y con otros sectores y música de todos los rincones de Colombia y de otros países en la Cumbre Mundial de Arte y Cultura para la Paz de Colombia, ratificamos en el Parque Simón Bolívar de Bogotá que somos  actores sociales con apuestas en acción pacíficas naturales, que cultivamos la Paz en todos nuestros territorios y que tenemos mucho que aportar desde el Buen Vivir, a la transformación y tejido de la Colombia multiétnica y pluricultural que tod@s nos merecemos. Nos unimos al tejido de la imagen en resistencia de realizadores indígenas que se llevó en la Cinemateca Distrital a las 5:30 p.m.

MACRO OCCIDENTE

Al igual que en todo el país, los pueblos y organizaciones indígenas de la Macro Región Occidente de movilizaron por la Paz de Colombia.
 
En la capital del Valle del Cauca, aproximadamente 4.200 indígenas Wounaan, Embera y Nasa lideraron la marcha hacia el Parque del Avión, junto con organizaciones de diferentes sectores sociales y populares, quienes al unísono clamaron porque cese el conflicto y la Paz sea una realidad para todos y todas los colombianos. Se congregaron las organizaciones ORIVAC, ACIVA, del Valle y compañeros indígenas de Cauca y Chocó.
 
En el Norte del Cauca, alrededor de 500 hombres y mujeres indígenas, pertenecientes a la ACIN, marcharon desde Corinto hacia el Parque principal de Miranda.
 
En Quindío, nuestros compañeros del Pueblo Embera  Chamí se congregaron en el resguardo Dachi Agore Drua en un ritual, en el que invocando los espíritus ancestrales, la fuerza de la madre tierra y de la vida, clamaron por la Paz.
 
En Risaralda, casi 600 indígenas marcharon hacia la Plaza de Bolívar de Pereira, en la cual junto con organizaciones sociales, colectivos culturales y sectores populares que sumaron mas de 3.000 personas. Se pronunciaron palabras de solidaridad con las victimas indígenas, y exigieron el Cese de la guerra.
 
En el Huila, 700 compañeros misak, nasa y yanacona marcharon hacia la Plaza en Neiva, firmes en el propósito por la Paz en los territorios indígenas.
 
 
 

Los pueblos indígenas de Colombia, con los hermanos afros y campesinos, en Minga de resistencia pacífica, a una sola voz proclamamos:

¡Me Muevo por la Paz!

¡Yo porto el Bastón de la Paz!

¡Cese Bilateral al Fuego Ya!

¡Por las víctimas me muevo por la paz!

¡Paz con Justicia Social!

¡Ante el fusil la palabra!

¡Somos territorios de Paz!.

¡Nos cortan ramas, pero no las raíces!

¡Cada uno puede alcanzar a otro, juntos pacificaremos al mundo!

¡Cuenten con nosotros para la Paz, nunca para la guerra!.

 

 

 

AUTORIDAD NACIONAL DE GOBIERNO INDÍGENA – ONIC

¡Cuenten con nosotros para la Paz nunca para la guerra!