Corpus Christi de duelo recordando el pajarito, en Atánquez Sierra Nevada

por Willander

Entre lo Divino y lo Humano

La Sierra Nevada,  y más la región de la comunidad de Atánquez, Resguardo Kankuamo, está de duelo entre golpes de tambor recordando el pajarito.  Como muy pocas veces la comunidad de Atánquez la madrugada de este 10 de Junio fue despertando nublao, entre nubes, danzantes acongojados  y el sonar tenue de los  tambores de las danzas del Corpus. 

En la penumbra, como  fantasmas a lo películas de terror,  en parte de la calle central del pueblo fueron bajando respetivamente un puñado de danzantes de Negros – Negritas, Kukambas y Diablos, al son de tamborcitos y cantos propios de quienes cada año danzan al Santísimo o Cuerpo de Cristo el Jueves de Corpus.  En Atánquez, los danzantes con sus capitanes no dejaron que se impusiera la Ley Emiliani, se danza los jueves más no domingo, porque así “lo demanda la tradición”, destacan los danzantes. Es el danzar permanente del bien y el mal, donde el ave conciliadora – kukamba- apacigua los males con su majestuoso plumaje. Es el danzar de la vida y favores recibidos por el año que pasó y lo que viene. 

Un puñado, solo un puñado esta madrugada  en el acostumbrado ´rompimiento de nombre´ representaron lo que se presagia o se ha dispuesto realizar este jueves, en consonancia con las medidas de prevención por el ´mal ajeno´ o COVID-19, que en esta parte de la Sierra Nevada, no ha afectado ante el acatamiento de las disposiciones de control territorial que han organizado las Autoridades Indígenas del Resguardo Kankuamo, con aislamiento y portones talanqueras a cargo de Semaneros o Guardias Indígenas y Autoridades en varios puntos del ámbito territorial. 

Para controlar el aglutinamiento de personas, ante el fervor de cumplir las promesas o pagar una manta que ofrecieran sus padres en la fiesta más colorida y concurrida del pueblo y la región, las Autoridades Indígenas en representación de su Cabildo Local y Consejo de Mayores,  han suspendido la movilidad terrestre de servicio público y particular este jueves, debido a que “este jueves no habrá  procesión, ni danzantes con sus atuendos, ni altares visibles… Por tanto, la celebración de la Misa será transmitida por los altos parlantes de la comunidad y los tamborcitos de cada danza guiaran lo que establezcan sus respectivas comunidades”, destacaron las Autoridades.    De modo, que se ha pedido que los danzantes y devotos se queden en sus casas como parte del Cuerpo de Cristo, para bien de un pueblo, de una comunidad en tiempo de pandemia. 

Rafael Andrés Carrillo Montero, capitán de los Negros y Negritas en sus  56 años de capitanía  – el cual cumplirá este 14 de junio -  no había vivido algo semejante, más cuando desde hace dos décadas el fervor ha crecido en cada danza, manifestó.  

La tradición indica, que un jueves del año se reencuentran en el sitio denominado ´El Coco´ en al barrio La Lomita para recorrer de manera organizada El Palenque de los Negros – Negritas, Kukambas y Diablos, al son de los tamborcitos, guía de sus capitanes,  por el Callejón del ´Chorro´, al sitio de la velación de la Trinidad, subir a la lomita de ´Makú´ y de allí doblar a la plaza central y templo, para terminar su recorrido en el Callejón del ´Pajarito Kukamba´.

Este año por la pandemia, este recorrido se hará sólo con un grupo mínimo de cada danza,  como lo hicieron este miércoles de “rompimiento de nombre” en la madrugada, a medio día y antes que el día caiga. Se espera que sea igual transmitido por redes sociales oficiales, entre otras medidas que  han dispuesto las Autoridades.  

 

Noticia en desarrollo. Por MamaTea – comunicaONIC.

#BuenVivir  #QuedateEnElterritorio  #QuedateEnCasa