Comunicado internacional de condena por ataques y amenazas contra lideresas y líderes afrocolombianos e indígenas

por ONIC

Bruselas, 13 de mayo de 2019

Las organizaciones y redes europeas e internacionales abajo firmantes condenamos el atentado frustrado contra los líderes y las lideresas de los colectivos afrocolombianos del Cauca ACONC, PCN y ASOM y las amenazas a la organización de mujeres indígenas Fuerza de Mujeres Wayúu, de la Guajira.

El  pasado  5  de  mayo  dirigentes  de  la  Asociación  de  Consejo  Comunitarios  del  Norte  del  Cauca (ACONC),   del   Proceso   de   Comunidades   Negras   (PCN)   y   de   la   Asociación   de   mujeres afrodescendientes del Norte del Cauca (ASOM), fueron víctimas de un atentado e intento de masacre con armas de fuego y una granada en la Vereda Lomitas, del municipio de Santander de Quilichao, departamento del Cauca. Los líderes y lideresas de estas organizaciones sociales y populares afrocolombianas asistían en ese momento a una reunión de preparación de los diálogos con el Gobierno colombiano sobre los acuerdos con la Minga Indígena. En el atentado se vieron afectados, entre otras personas, los líderes y lideresas Francia Márquez (premio Goldman 2018), Víctor Hugo Moreno, Carlos Rosero, Clemencia Carabalí y Sofía Garzón, resultando heridos dos hombres de los esquemas de protección. Posteriormente, el Sr. Moreno recibió en su teléfono una amenaza de muerte anónima donde le informaron que “lo del sábado es solo el comienzo de lo que será el exterminio de todos ustedes”.

Adicionalmente, el pasado 29 de abril y 9 de mayo circularon varios panfletos firmados por el autodenominado grupo paramilitar “Águilas Negras - Bloque Capital D.C.” con amenazas y acusaciones difamatorias contra la organización de mujeres indígenas Fuerza de Mujeres Wayúu y seis de sus integrantes: Karmen Ramírez, Miguel Ramírez, Deris Paz, Luis Misael Socarras, Dulcy Cotes y Jakeline Romero. La organización wayúu hace trabajo en defensa del territorio y el medio ambiente frente a la empresa minera El Cerrejón, en el departamento de la Guajira.

Jakeline Romero, directora de la entidad, ha denunciado ante las autoridades amenazas desde el año 2000, pero la respuesta y medidas de protección estatales han sido insuficientes para garantizar su protección integral y la de personas de la organización. En los dos últimos años, la Sra. Romero ha participado en diferentes giras europeas con numerosas reuniones en instituciones, ministerios de asuntos exteriores y con un evento público en el Parlamento europeo.

Mientras no cesan los asesinatos y ataques en contra de personas defensoras y con liderazgo social en los territorios, sin una respuesta ni adecuada ni suficiente del Estado Colombiano, preocupa que en el ataque estén involucradas dos defensoras de derechos humanos y medioambientales con un amplio reconocimiento y apoyo internacional. Estos hechos, lejos de contribuir a la construcción de una paz sostenible y duradera, apuntan a silenciar el movimiento social, desde las bases hasta las personas con mayor visibilidad y liderazgo a nivel nacional e internacional.

También es preocupante que el ataque se da en medio de una reunión de preparación del diálogo con el Gobierno en el marco de las protestas de la Minga Nacional, durante la cual se promulgaron señalamientos y difamaciones contra las protestas y sus integrantes. Las organizaciones sociales y de derechos humanos alertaron sobre el riesgo que generan estos señalamientos para las personas que participan en las actividades de protesta social.

Todos estos hechos se dan en un contexto de incremento de violencia y asesinatos en Colombia contra quienes  denuncian  violaciones  de  derechos  humanos  en  los  territorios.  Según  el  Programa  Somos Defensores, 2018 fue el año más violento para las personas defensoras de los derechos humanos desde que iniciaron el registro en 2009, con 805 agresiones, entre estas 155 asesinatos. El informe anual 2018 de Oacnudh destaca en particular la vulnerabilidad de líderes y lideresas indígenas y afrodescendientes y de las personas  que  defienden  los  derechos  territoriales  y  medioambientales.  Cabe  resaltar  que,  además,  el porcentaje de agresiones contra mujeres defensoras aumentó en un 63.7% en 2018. La mayoría de estas agresiones queda en impunidad mientras que el Programa Integral de Garantías para las Mujeres Lideresas y Defensoras de Derechos Humanos, acordado con las organizaciones de mujeres y el Gobierno anterior, no ha sido implementado.

Las medidas previstas en el Acuerdo de Paz para el desmantelamiento de los grupos sucesores del paramilitarismo, tales como la Comisión nacional de Garantías de Seguridad, la Unidad Especial de la Fiscalía, el Sistema de Alerta Tempranas y el Cuerpo Elite de la Policía, están sin implementar o implementadas parcialmente, o no cuentan con el suficiente apoyo político y financiero por parte del actual Gobierno.

Ante esta grave crisis de derechos humanos, las organizaciones firmantes solicitamos a la comunidad internacional que insten a las autoridades colombianas a:

  1. Garantizar la integridad física y psicológica y brindar garantías efectivas e integrales de seguridad individuales y colectivas para todas las personas líderes e integrantes de las organizaciones ACONC, ASOM, PCN y Fuerza Mujeres Wayúu, así como para todas las personas que trabajan por la paz y la convivencia en el país.
  1. Llevar a cabo inmediatamente una investigación exhaustiva e imparcial sobre los ataques y amenazas para esclarecer estos hechos, identificando no solo a los responsables materiales, como se ha hecho con la captura de, al menos, uno de los presuntos autores materiales el pasado 10 de mayo, sino también a los autores intelectuales, y llevarlos ante la justicia.
  1. Priorizar el trabajo para desmantelar las estructuras criminales que están detrás de estos atentados y amenazas, especialmente los grupos sucesores del paramilitarismo, responsables de la mayoría de agresiones.
  1. Retomar el diálogo con las organizaciones de derechos humanos en el marco del Proceso Nacional de Garantías, para la construcción de una política de protección con enfoque diferencial, incluyendo los avances alcanzados en este proceso con gobiernos anteriores, y para avanzar en las investigaciones de amenazas y asesinatos de las personas defensoras de los derechos humanos
  1. Avanzar en la implementación de las medidas de protección colectivas y para defensores de derechos humanos en zonas rurales, incluidas el Acuerdo de Paz con participación de las organizaciones y comunidades, respetando los mecanismos de autoprotección existentes, y con  perspectiva de género y étnica.

Asimismo y en cumplimiento de las Directrices Europeas para personas defensoras, solicitamos a la Comunidad Internacional realizar visitas a los territorios y sedes de las organizaciones de las personas agredides, así como a rechazar pública y contundentemente esta acciones.

Organizaciones Firmantes:

Oficina Internacional  de Derechos Humanos-Acción Colombia – OIDHACO Protection International (Internacional)

kolko - Menschenrechte für Kolumbien (Alemania) Misereor (Alemania)

Broederlijk Delen VZM (Bélgica) Catapa (Bélgica)

Comité pour le respect des droits humains "Daniel Gillard" (Bélgica) Solsoc (Bélgica)

AlterNativa Intercanvi amb Pobles Indígenes (Estado Español)

Atelier (Estado Español)

Colectivo Maloka (Estado Español)

Confederación Sindical de Comisiones Obreras (Estado Español) Cooperacció (Estado Español)

Enginyeria Sense Fronteres (Estado Español)

Institut de Drets Humans de Catalunya (Estado Español)

Mujeres Pal’ante (Estado Español)

Taula Catalana por la Paz y los Derechos Humanos en Colombia (Estado Español):

     Ajuntament de Lleida

     Assemblea de Cooperació per la Pau

     Associació Catalana per la Pau

     Comissió Catalana d'Ajuda al Refugiat

     Consell Nacional de la Joventut de Catalunya

     Cooperacció

     Entrepobles

     Fons Català de Cooperació al Desenvolupament

     Foro Internacional de Víctimas

     Fundación Indera

     Fundació Pau i Solidaritat - CCOO Catalunya

     FundiPau

     Intersindical-CSC

     Justícia i Pau

     La Colectiva. Mujeres refugiadas, exiliadas y migradas de Colombia en España

     La Fàbric@

     LaFede.cat

     Lliga dels Drets dels Pobles

     Moviment per la Pau - MPDL

     Mujer Diáspora

     Nabowa - Xarxa per la Pau

     Oxfam Intermón

     Plataforma Unitària Contra les Violències de Gènere

     Sindicalistes Solidaris – UGT

Soldepaz Pachakuti (Estado Español) Mundubat (Estado Español)

ACAT - Action des chrétiens pour l’abolition de la torture (Francia)

SweFOR - The Swedish Fellowship of Reconciliation (Suecia) Ask! Arbeitsgruppe Schweiz-Kolumbien (Suiza)

Kolumbien-Plattform Schweiz (Suiza) Colombian Caravana (Reino Unido) Christian Aid (Reino Unido)

Para más información, contactar con Jorge Gómez, Coordinador de Oidhaco, Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. tel.+32 2 5361913