IX Asamblea Nacional de Mujeres Indígenas de la Organización Nacional Indígena de Colombia - ONIC “Construyendo estrategias de participación para una incidencia efectiva”

por ONIC

• Pronunciamiento Público.

En el Centro de Pensamiento Java Liviana de Silvania (Cundinamarca), territorio ancestral del Pueblo Mhuysqa, sesionó durante los días 1 al 3 de agosto de 2018 la IX Asamblea Nacional de Mujeres Indígenas de la Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC), que contó con la participación de 130 jóvenes y mujeres indígenas, provenientes de los territorios a lo largo y acho del país e integrantes del Consejo de Mayores y Mayoras, el Consejo Nacional de Mujeres Indígenas, la Mesa Nacional de Juventudes Indígenas, de las coordinaciones y Consejerías de Mujer de nuestras Organizaciones filiales, así como Gobernadoras y lideresas. Luego de analizar, compartir la palabra y el pensamiento, y reflexionar sobre el contexto nacional y organizativo, la situación de los derechos de las mujeres indígenas y los diferentes escenarios e instancias de participación, concertación e incidencia para la garantía y cumplimiento efectivo de nuestros derechos, con la fuerza de la Madre Tierra y de nuestros espíritus, ancestros y ancestras, con pensamiento y palabra dulce pero contundente, emitimos el siguiente PRONUNCIAMIENTO PÚBLICO:

1. Las Mujeres Indígenas somos el territorio, la vida y garantía de pervivencia de nuestros Pueblos y culturas ancestrales. Históricamente, en los espacios familiares, comunitarios, sociales, organizativos y a causa del conflicto armado, social y político, hemos sido y seguimos siendo víctimas de diversas formas de violencia, que afectan nuestros cuerpos, equilibrio y armonía.

EXIGIMOS una vida libre de cualquier forma de violencia para nosotras como mujeres indígenas y nuestros hijos e hijas, como semillas de pervivencia de los Pueblos, para lo cual las Autoridades Indígenas y las entidades del Estado colombiano, responsables de la prevención, protección, investigación y judicializacion, deben implementar acciones oportunas y efectivas tendientes a la debida y justa aplicación de justicia y a la adopción de medidas eficaces con enfoque diferencial indígena, bajo la orientación del enfoque propio de mujer, familia y generación, destinadas a proteger nuestra vida e integridad.

2. RECHAZAMOS el asesinato de líderes y lideresas indígenas y sociales que se ha agudizado en los últimos meses en nuestro país. Para los Pueblos Indígenas, estos actos generan desarmonía en el territorio, en la comunidad y en la familia, particularmente, en los niños y niñas que no solo quedan huérfanos, sino que se ven avocados a situaciones difíciles para acceder a la educación, adolecen del acompañamiento y ejemplo de la figura paterna y tienen que crecer a la fuerza o antes de tiempo.

3. Diez años después que la Corte Constitucional ordenara el diseño e implementación del programa de protección de los derechos de las mujeres indígenas desplazadas y en riesgo de estarlo, a través del Auto 092 de 2008, a pesar de la voluntad y esfuerzos de las mujeres que han caminado este proceso y la urgencia para el cumplimiento de dicha orden judicial, DENUNCIAMOS que a la fecha no se ha protocolizado el programa ni se ha concertado técnicamente el correspondiente plan de acción, requerido para su implementación.

Han sido múltiples los acuerdos suscritos, incluido el compromiso del Plan Nacional de Desarrollo 2014- 2018 “Todos por un Nuevo País”, dirigidos a este propósito, sin embargo, han primado las razones de orden presupuestal, la precaria voluntad política del Gobierno Nacional y el desconocimiento de las realidades de los Pueblos Indígenas, entre otros factores, frente a la imperiosa necesidad de garantizar los derechos de las mujeres que fueron desplazadas de sus territorios, por causas ajenas a su voluntad dentro de un conflicto que no nos pertenece.

EXIGIMOS al Gobierno Nacional entrante, demostrar la voluntad política para cumplir con las órdenes del Auto 092 y llevar a cabo las acciones pertinentes para concertar técnicamente el plan de acción y protocolizarlo junto con el programa de protección, a instancias de la Mesa Permanente de Concertación con los Pueblos y Organizaciones Indígenas (MPC) y la Comisión Nacional de Mujeres Indígenas.

4. Los Pueblos Indígenas, y particularmente las Mujeres, somos tejedoras y constructoras de paz de manera cotidiana en nuestras familias, comunidades y organizaciones. En su oportunidad, celebramos la suscripción del Acuerdo Final de Paz entre el Gobierno Nacional y las FARC-EP y los efectos inmediatos generados en los territorios como consecuencia de la dejación de las armas por parte de este último.

Queremos pasar la página de la violencia y del profundo conflicto armado que sufrimos de forma desproporcionada, razón por la cual, EXIGIMOS que la implementación del Acuerdo de Paz y del Capítulo Étnico en nuestros territorios contemple el enfoque diferencial, de género y territorial en los diferentes planes y programas previstos, entre otros, sobre la Reforma Rural Integral, los Programas de Desarrollo con Enfoque Territorial (PDET) y Programa Nacional Integral de Sustitución de Cultivos de Uso Ilícito (PNIS), así mismo, que se materialice efectivamente el Plan Marco de Implementación concertado con los Pueblos Indígenas y Afrodescendientes..

HACEMOS UN LLAMADO y EXIGIMOS a las Autoridades Indigenas y a las entidades gubernamentales concernidas a apoyar y fortalecer la participación de las mujeres indígenas en la Instancia Especial de Género para la implementación y verificación del referido Acuerdo de Paz.

5. DENUNCIAMOS y RECHAZAMOS el reiterado desconocimiento e incumplimiento, por parte del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar – ICBF a nivel regional, a los acuerdos concertados en los instancias de carácter nacional, así como las constantes vulneraciones a nuestros derechos colectivos como Pueblos Indígenas a causa de la falta de coordinación con las autoridades indígenas e intervención directa en los territorios.

Igualmente, DENUNCIAMOS varias situaciones que se están presentando con el ICBF en las regionales, a saber: (i) retiro de los niños y niñas indígenas de sus padres y madres, irrespetando y desconociendo la jurisdicción y gobierno propios de las Autoridades Indígenas, el enfoque de infancia propio y la Jurisdicción Especial Indígena; (ii) realización de trámites de adopción de niños y niñas indígenas sin el consentimiento y concertación con las Autoridades tradicionales de los Pueblos a los que pertenecen y (iii) afectación a la soberanía alimentaria de los niños y niñas indígenas al no aplicar el enfoque diferencial indígena en las minutas de alimentación de los centros de atención de la entidad.

EXIGIMOS al ICBF que se respeten y honren los acuerdos pactados, y se garanticen efectivamente los derechos de nuestros niños y niñas indígenas.

6. Nuestros aportes y propuestas en el proceso de reestructuración de la ONIC son esenciales para el fortalecimiento de la Organización. Por ello, EXIGIMOS al Consejo Mayor de Gobierno que se garantice la participacion de mujeres, a través de una asamblea propia, en el marco de este proceso y en coordinación con la Consejería de Mujer, Familia y Generación.

7. En coherencia con el principio de complementariedad y dualidad, HACEMOS UN LLAMADO a nuestras Autoridades y Organizaciones locales, zonales y regionales para garantizar y ampliar la participación real y paritaria de las jóvenes y mujeres en todos los escenarios y eventos organizativos, políticos y de formación, y así contribuir al fortalecimiento de los procesos de mujeres y del movimiento indígena en general.

8. MANDATAMOS que en la composición de la Comisión Nacional de Mujeres Indígenas de la MPC, las integrantes del Consejo Nacional de Mujeres indigenas de la ONIC hagan parte de este importante espacio, junto con la Consejera de Mujer, Familia y Generación de la Organización, en representación nuestra. INSTAMOS a las organizaciones indígenas hermanas que hacen parte de la Mesa Permanente de Concertación -CIT, OPIAC, AICO y Autoridades Tradicionales Indígenas de Colombia Gobierno Mayor-, a respaldar y acompañar esta propuesta, en aras de sumar voces y apuestas, para la defensa de los derechos de las mujeres indígenas, de acuerdo con la estructura de gobierno propio de la ONIC.

9. SOLICITAMOS a las Autoridades, Organizaciones y Consejo Mayor de Gobierno de la ONIC, apoyo y acompañamiento para el desarrollo del Plan de Acción surgido de la Asamblea, en aras de profundizar la participación de las mujeres indígenas y orientar al cumplimiento del mandato del IX Congreso Nacional de Pueblos Indígenas de 2016.

IX ASAMBLEA NACIONAL DE MUJERES INDÍGENAS
AUTORIDAD NACIONAL DE GOBIERNO INDÍGENA DE LA ONIC
Silvania, Cundinamarca Agosto 3 de 2018