Mandato de la III Cumbre Amazónica

por ONIC

Servindi, 28 de octubre, 2016

La III Cumbre Amazónica concluyó hoy viernes 28 de octubre con la aprobación de un Mandato para la acción bajo el lema: "Los Territorios y Pueblos Indígenas enfrían el planeta y garantizan se cumplan los acuerdos climáticos".

El documento se adoptó en un cónclave internacional en la que se dieron cita las organizaciones indígenas amazónicas nacionales de nueve países que comparten la cuenca amazónica y que se encuentran articuladas en la Coordinadora de Organizaciones Indígenas de la Cuenca Amazónica (COICA).

El mandato amazónico se produce frente a la catástrofe climática en que se sume el mundo, y el grave riesgo de que los compromisos internacionales para enfrentarla queden en retórica frente a la presión de los intereses desarrollistas.

Denuncian las políticas que bajo el pretexto de la "integración y el desarrollo" emprenden megaproyectos de infraestructura e industrias extractivas que ocasionan el acaparamiento de tierras, el despojo territorial, la migración, la colonización y la contaminación.

El mandato amazónico propone mantener el 80 por ciento de los combustibles fósiles en el subsuelo para reducir las emisiones de gases contaminantes, y cesar las grandes plantaciones de palma aceitera.

Asimismo plantean detener la imposicion de áreas naturales protegidas sobre territorios indígenas, asegurar la participación indígena en el diálogo con el Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social de Brasil (BNDES) y la banca multilateral.

Destacan que la ciencia ha ratificado la enorme contribución de los territorios indígenas para frenar la catástrofe climática y contribuir al cumplimiento del Acuerdo de París.

Enfatizan que asegurar los territorios indígenas "es una solución de bajo costo" que ayuda a los gobiernos a cumplir sus metas de reducción de emisiones comprometidas (NDC por su sigla en inglés: Nationally Determinet Contributions).

Plantean la intangibilidad total de los territorios de los púeblos en aislamiento voluntario y contacto inicial, quienes representan "la más genuina expresión de la autonomía y la libre determinación" de nuestros pueblos garantizados por instrumentos internacionales de derechos humanos.

Estrategia Indígena Amazónica frente a la Crisis Climática

Afirman que la Coordinadora de las Organizaciones Indígenas de la Cuenca Amazónica (COICA) aporta al cumplimiento de los compromisos de reducción de emisiones de los países amazónicos a través de la Estrategia Indígena Amazónica frente a la Crisis Climática

Dicha estrategia tiene como pilares la titulación y seguridad territorial, el manejo holístico integral y la aplicación de Redd+ Indígena Amazónico (RIA) como "adecuación de REDD+ a nuestros Planes de Vida Plena", entre otros aspectos.

Convocan el respaldo internacional para los doce territorios indígenas de RIA en el Perú por 3 millones de hectáreas y el acceso directo a los financiamientos climáticos "siguiendo el ejemplo del Mecanismo Dedicado Específico (MDE) del Programa de Inversión Forestal (FIP) del Banco Mundial.

Invocan a las organizaciones indígenas amazónicas e internacionales y a las entidades aliadas exigir la aplicación de los acuerdos y decisiones de París "que coincidan con la agenda indígena amazónica".

Hacia una economía indígena de vida plena

Una sección del mandato concierne a la promoción de la economía de vida plena como alternativa de transición post extractivista hacia una economía con el bosque en pie, que respete la sabiduría y el conocimiento tradicional y estimule "los mercados de valores y solidaridad".

Respecto a la adaptación climática proponen desarrollarla desde los pueblos indígenas, por cuenca amazónica y con el aporte y rol esencial de la sabiduría de las mujeres indígenas, integradas por organizaciones territoriales.

Llaman a implementar la Decisión 135 del Acuerdo de París referido a la construcción de la plataforma global sobre conocimientos tradicionales y cambio climático, "de abajo hacia arriba" con la participación de los sabiops y sabias tradicionales.

Uno de las demandas finales es la participación plena y efectiva de los pueblos indígenas en todos los procesos de las Naciones Unidas, en especial la Agenda 2030 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

Acceda al documento completo a partir del siguiente enlace: Mandato de la III Cumbre Amazónica.