Asesinado Gobernador Indígena Awá del Resguardo Inda Guacaray

por ONIC

 

La ORGANIZACIÓN UNIDAD INDÍGENA DEL PUEBLO AWÁ “UNIPA”, que asocia a
30 resguardos Awá del departamento de Nariño, expresa ante la comunidad nacional e
internacional el rechazo rotundo ante el más reciente hecho de violencia ocurrido en
nuestro territorio, el cual ha cobrado la vida de una de nuestras autoridades
tradicionales; como a continuación denunciamos:

  1. El día 29 de noviembre de 2013, fue asesinado nuestro hermano indígena JUAN
    ALVARO NASTACUAS, gobernador en pleno ejercicio de sus funciones del
    resguardo Inda Guacaray, ubicado en el corregimiento de Llorente -Municipio de
    Tumaco.
  2. Siendo aproximadamente las 6:30 pm, mientras el compañero ingresa en su
    motocicleta al resguardo -proveniente del corregimiento de Llorente - en
    compañía de un familiar Awá; fueron interceptados por sujetos armados
    desconocidos que le propinaron seis disparos con arma de fuego, dos de ellos
    en la cabeza, causándole su muerte inmediata.
  3. Este lamentable hecho que conmueve y enluta a todo nuestro pueblo Awá, se da
    en el marco de la reactivación de la MINGA HUMANITARIA POR LA VIDA Y LA
    DIGNIDAD DEL PUEBLO AWÁ el pasado 13 de Agosto, la cual inició en 2009
    ante la masacre de treinta hermanos Awá de los resguardos Tortugaña Telembi
    y Gran Rosario; así como el desplazamiento forzado de gran parte de su
    población; siendo un espacio de concertación permanente con las instituciones
    estatales del orden local, departamental y nacional la MINGA HUMANITARIA
    responde al olvido histórico al que hemos sido relegados, al incumplimiento de
    los Autos 004 de 2009 y 174 de 2011 emitidos por la Corte Constitucional y al
    pobre cumplimiento del Estado colombiano de las medidas cautelares emitidas
    por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos para salvaguardar los
    derechos del Pueblo Awá.
  4. Lamentablemente, el hecho denunciado, lejos de ser un evento aislado se suma
    a las sistemáticas vulneraciones que han azotado al Pueblo Awá, dando cuenta
    en lo corrido del año de los asesinatos de cuatro (4) de miembros de nuestro
    pueblo, líderes, lideresas y autoridades tradicionales (entre los cuales se cuenta
    el asesinato de una mujer en el marco de la minga humanitaria).
  5. Además de esta realidad, hemos tenido que convivir con la negligencia
    institucional, la inexistencia de medidas de prevención y protección efectiva y la
    carencia de acciones inmediatas por parte de entidades e instituciones del
    Estado; las cuales nos han encerrado en dinámicas extenuantes, que impiden la
    implementación concertada de políticas urgentes que resuelvan de fondo la
    gravísima situación que vivimos.
  6. Muestra de lo anterior es la indefinición del reforzamiento y otorgamiento de
    medidas de protección por parte del CERREM, con lo cual se incrementa el nivel
    de riesgo que a la fecha se cierne sobre líderes, lideresas, autoridades y, en
    general, todo nuestro Pueblo Awá y, las excusas esbozadas por el Estado
    colombiano cada vez que exigimos que se promueva y realice, en cumplimiento
    de órdenes de tribunales nacionales e internacionales, la reunión de la Mesa
    Awá.
  7. Sabemos que estos hechos son cotidianos en nuestro territorio, también
    sabemos que difícilmente dejaran de suceder pues el olvido institucional se ha
    convertido en la constante; a pesar de que deberíamos tener curtido nuestro ser
    Awá, hechos como el sucedido generan un dolor colectivo; desesperanza y
    desestabilidad. La afectación que ocasionan estos actos no son cuantificables,
    son irreparables y profundizan el daño que ha vivido el Pueblo Awá en el marco
    del conflicto armado. A pesar de ello, no dejaremos de resistir y luchar por la
    vida y la dignidad en nuestro pueblo.

Por lo anterior, exigimos:

  1. Al Gobierno Nacional:

Cumplir cabalmente las órdenes emitidas por la Corte Constitucional a través de
los autos 004 de 2009 y al 174 de 2011, en procura de salvaguardar nuestra
integridad física, psicológica, cultural y espiritual.
Cumplir los acuerdos suscritos en el marco de la Mesa Awá, con el fin de
prevenir, proteger y garantizar avances frente a la cesación de las vulneraciones
sistemáticas que en materia de DDHH y DIH afrontamos.
Garantizar la implementación integral del Plan de Salvaguarda del Pueblo Awá,
como una muestra de voluntad política con miras a nuestra pervivencia.
Implementar de manera inmediata y plena, las medidas cautelares otorgadas por
la CIDH, sin condicionar lo propuesto por nuestro pueblo; para lo cual se debe
citar con carácter URGENTE la Mesa Awá, espacio en el cual se deberá dar
respuesta de fondo frente a la situación de riesgo que afrontamos a la fecha.
2. A los actores armados legales e ilegales que hacen presencia en nuestra
región:
Respeto a la vida e integridad fisca de todas las personas que habitamos las
comunidades Awá.
Retirar a sus hombres de manera inmediata y abstenerse de involucrar a
nuestros hermanos y hermanas en el conflicto armado que se desenvuelve en
Colombia debido a que esto es una violación a los DDHH y al DIH.
Respetar los derechos individuales y colectivos del Pueblo Awá, incluyendo el
ejercicio pleno del derecho a la Autonomía en cabeza de las autoridades
indígenas con presencia en nuestros territorios.
3. A la Fiscalía General de la Nación:
Realizar las investigaciones pertinentes de manera oportuna y rápida,
garantizando la No impunidad frente al asesinato del hermano JUAN ALVARO
NASTACUAS, dando a conocer además, a la mayor brevedad posible, los
avances que se tiene frente a los hechos victimizantes que han enlutado a
nuestro pueblo.
4. Al Sistema Nacional para la Atención y Reparación Integral de las Víctimas:
Direccionar todo el esquema interinstitucional al que haya lugar, en el marco del
Decreto Ley 4633 de 2011, para que de forma inmediata se inicie
concertadamente la atención integral pertinente. Para lo cual exigimos se
garantice la presencia de la ONIC.
 
5. A la Defensoría del Pueblo:
Acompañar y verificar las sistemáticas vulneraciones de DDHH e infracciones al
DIH que vienen golpeando a nuestro pueblo, exigiendo a las entidades e
instituciones competentes el cumplimiento con carácter URGENTE de sus
funciones legales y constitucionales.
6. A las organizaciones solidarias con nuestro pueblo:
A las organizaciones nacionales e internacionales que promueven la defensa de
los derechos humanos y al cuerpo diplomático, hagan acompañamiento y
monitoreo permanente sobre la situación de vulneración de derechos que
afrontan las comunidades del pueblo indígena Awá.
Al Sistema Interamericano de Derechos Humanos, Corte Constitucional y
Agencias de Naciones Unidas, para que insten al gobierno colombiano en aras
de que se brinde garantías reales de protección y goce efectivo de derechos de
nuestras familias Awá.

ANTE LA BALAS ASESINAS QUE QUIEREN ACALLARNOS,
CONTINUAMOS EN LA MINGA HUMANITARIA POR LA VIDA Y
DIGNIDAD DEL PUEBLO AWÁ.