Autoridades Indígenas del Cauca evalúan cumplimiento de acuerdos tras diálogos adelantados con el gobierno Nacional

por ONIC
La consejería mayor del Consejo Regional Indigna del Cauca CRIC, representación de las autoridades tradicionales de los territorios indígenas y de las  asociaciones de cabildos, como también coordinadores de los programas de vida de las comunidades indígenas, se reúnen con los ministros de las entidades gubernamentales  los días 10 y 11 de junio en la ciudad de Bogotá capital del país, con el propósito de evaluar el cumplimiento de los compromisos y acuerdos establecidos con el Gobierno Nacional en las mesas de dialogo adelantadas en el Cauca durante septiembre y octubre de 2012, tras la movilización promovida en agosto por los pueblos indígenas del Cauca agrupados en el CRIC, movilización que requirió la presencia del presidente Juan Manuel Santos en el territorio de la María Piendamo, Cauca.
 
 
Durante los diálogos adelantados en septiembre y octubre del año anterior se establecieron  tres comisiones de trabajo. Comisión Socio cultural que comprende Salud, educación y comunicaciónla Comisión de Derechos Humanos, Conflicto Armado y Paz y la Comisión de  Tierra y Territorio. A través de estos espacios se  presentaron al gobierno nacional diversas solicitudes y exigencias frente a los derechos irrenunciables como pueblos indígenas, la aplicación de las políticas gubernamentales y las diversas situaciones que viven las comunidades indígenas de los territorios del Cauca.
 
En espacios anteriores, entre los representantes del gobierno nacional y las autoridades indígenas del Cauca, ya se habían evaluado previamente los alcances del trabajo en las comisiones donde participaron los viceministros, las autoridades tradicionales  y los integrantes de los programas de trabajo comunitario que se lideran en los territorios y aunque el gobierno nacional en diversos espacios  ha presentado como avances los diálogos y la implementación de algunos requerimientos básicos, por el lado  del movimiento indígena del Cauca, aunque también se evalúa como positiva la disposición para los diálogos, no se evidencia con claridad desde el gobierno nacional una respuesta real y efectiva frente a los requerimientos mínimos planteados inicialmente por el movimiento indígena como fue la derogatoria de la resolución de conformación de la OPIC, la derogatoria de los títulos de explotación minera en territorios indígenas y la desmilitarización de los sitios sagrados, ninguno de estos requerimientos ha obtenido una respuesta positiva por parte del gobierno nacional y  mucho menos se evidencia  la garantía real de los derechos territoriales y sociales como pueblos.
 
 
 
Teniendo en cuenta los pocos avances que se han evidenciado a partir de las comisiones de trabajo en el Cauca,  las autoridades indígenas plantearon que el espacio de dialogo de los días 10 y 11 de junio, sería el escenario final de encuentro de dichos diálogos iniciados el año anterior,  donde el gobierno nacional de manera oficial debía dar respuestas concretas frente a las exigencias planteadas por el movimiento indígena del Cauca.
 
Durante la jornada del primer día donde hizo presencia el Ministro del interior Fernando Carrillo Flores, el viceministro y otros funcionarios de dicho ministerio, plantearon algunas propuestas frente al tema de la consulta previa, frente a lo que  proponen el desarrollo de un protocolo para definir los temas de consulta, plantear las etapas de la consulta y los procesos de clarificación de los territorios indígenas además de los resguardos, aclaran desde el ministerio del interior que el mecanismo de consulta es necesariamente representativo no de participación totalitaria de todas las comunidades de los pueblos. Frente a esta argumentación  el movimiento indígena plantea la necesidad de la aplicación de medidas y actos legislativos de vinculación nacional, pero que esto no será posible protocolizarlo si la consulta no es vinculante  a todos los pueblos del país, de igual manera plantean que estos espacios no pueden generarse para la conformación de una ley estatutaria, pues esto reglamentaria la implementación real y eficaz de la ley 21 de la consulta previa, libre e informada como derecho fundamental de los pueblos indígenas. De igual manera el movimiento indígena deja algunas claridades frente a la consulta previa, una de ellas sobre el tema de explotación de recursos naturales por parte de las multinacionales, manifiestan que este tema  no se consulta por que ya hay una decisión desde el movimiento indígena de no permitir la explotación de recursos naturales en territorios indígenas, otro aspecto que se  plantea, es en cuanto a la mesa de concertación,  el cual no es un escenario valido para el desarrollo de   consulta previa alguna en representación de los pueblos indígenas, para ningún tema y finalmente se reitera la exigencia al gobierno nacional de la derogatoria de las concesiones mineras  y la implementación de megaproyectos.
 
Frente a la exigencia planteada por el movimiento indígena de derogar la resolución de conformación de la OPIC, el gobierno nacional plantea que no ha sido posible hacerlo ya que la OPIC ha sido conformada legalmente por autoridades del choco y el Putumayo, que siguen estudiando la ruta jurídica y  dejan claro que esta supuesta organización no tiene jurisdicción en el Cauca , ante esta respuesta las autoridades indígenas plantean al gobierno nacional acatar la resolución emitida por las autoridades tradicionales de la Zona Tierradentro, resolución  de desconocimiento de la OPIC como organización y la orden de captura de sus principales líderes por las  acciones de desarmonía que han generado en los territorios indígenas del Cauca y en contra de las autoridades tradicionales.
 
Desde el gobierno nacional no se han asumido de manera integral las medidas de protección colectivas a los procesos y comunidades del Cauca, por el contrario en los últimos meses se han generado mayores agresiones a la comunidad en general y a sabedores espirituales, por lo tanto el movimiento indígena exige el cumplimiento inmediato de esta exigencia y el reconocimiento de las acciones de protección territorial realizado por la guardia indígena, las autoridades y la comunidad en general.Frente a la propuesta de paz del movimiento indígena y los diálogos humanitarios, el gobierno nacional menciona que estas propuestas son acogidas en su totalidad y que garantiza llevarlas a la mesa de diálogos de la Habana en Cuba, frente a esta respuesta las autoridades indígenas reiteran la necesidad de fortalecer las iniciativas de paz desde los procesos sociales y comunitarios dentro de los territorios y plantean la necesidad de ser actores en los diálogos, también aclaran que ni el gobierno nacional ni las FARC, representan los planteamientos y propuestas del movimiento indígena en los diálogos que adelantan en Cuba.Durante el segundo día de diálogos entre el gobierno nacional y las autoridades indígenas del Cauca, se abordaran los demás temas propuestos en las comisiones de trabajo adelantadas el año pasado en el  Cauca, entre ellos la propuesta de salud intercultural de los pueblos indígenas SISPI, educación propia SEIP, comunicación, territorio, autoridad ambiental, conflicto armado y paz.Las respuestas del gobierno nacional frente a las exigencias y planteamientos de las autoridades indígenas, se llevaran a consideración de los participantes del XIV Congreso Regional del CRIC a realizarse la próxima semana, en este espacio la comunidad en pleno tomaran las decisiones frente a la continuidad de los diálogos con el gobierno nacional y  plantearan los pasos a seguir.

PROGRAMA DE COMUNICACIONES

CONSEJO REGIONAL INDÍGENA DEL CAUCA –CRIC-

Bogotá D.C. junio 10 del 2013.