Tres Awá más se suman al sin número de muertos a causa de una violencia engendrada por los actores armados

por ONIC

 

La Autoridad Nacional de Gobierno Indígena ONIC, repudia de manera categórica los asesinatos de los hermanos Indígenas del Pueblo Awá, ocurridos el día 22 de abril de 2013 y las amenazas que se ciernen en contra de las Organizaciones UNIPA Y CAMAWARI, expresadas a través del panfleto emitido por el Grupo Post Desmovilización de las AUC “Los Rastrojos, Comandos Urbanos”.

 

HECHOS

  1. En la madrugada del día 22 de abril del año en curso, fueron torturados y asesinados por un grupo de hombres armados que ingresó al resguardo ubicado en zona rural del municipio de Tumaco, departamento de Nariño, Vereda Mata de Plátano, Resguardo Inda Guacaray; dos indígenas Awá de nombres Juan Carlos García Paí de 37 años y Pastor Enrique García de 33 años, en el marco de la masacre de un total de cinco personas ocurridas en la zona referenciada. El mismo día, en el Corregimiento La Guayacana fue asesinado el mayor José Enrique Guanga Guanga, con un impacto de bala.
  2. Previamente, En la noche del 21 de abril de 2013, habría sido asesinado un campesino que vivía al interior del resguardo Inda Sabaleta.
  3. Según informes del ESPECTADOR, “la Policía de Nariño, los cuerpos de los indígenas presentan evidentes signos de tortura y al parecer habrían sido ejecutados a sangre fría (…) En la zona donde se produjo la masacre delinque la guerrilla de las Farc y las bandas criminales, entre ellas la de ‘Los Rastrojos’ y en principio se atribuye a retaliaciones por operativos militares y policivos contra el narcotráfico en la zona” (Judicial. 23 Abr 2013 - 12:10 pm).
  4. El día 22 de abril desde la Consejería de Derechos de los Pueblos Indígenas, Derechos Humanos, DIH y Paz de la Organización Nacional Indígena de Colombia - ONIC, se informó una vez más a las entidades competentes de la gravedad de la situación afrontada por el Pueblo Awá. Estado emergencia que se exacerba con las amenazas emitidas por los grupos armados post desmovilización de las AUC.
  5. A través de Comunicado Nº 001 del 1 de abril de 2013, con sello del Grupo Post Desmovilización de las AUC “Los Rastrojos, Comandos Urbanos”;  en el cual esta facción ilegal decide “Declarar objetivo militar permanente y enemigos a organizaciones como: (…) UNIPA Y CAMAWARI”.
  6. Dicha información fue remitida a la Fiscalía General de la Nación (FGN), desde esta Consejería vía correo electrónico, al observar la gravedad de la situación y las vulneraciones que de dichas amenazas pueden ocasionarse a la vida, integridad e integridad de las personas pertenecientes al Pueblo Awá concentrado en CAMAWARI.
  7. En comunicado del 15 de abril del año en curso, CAMAWARI  indica frente a las amenazas que se ciernen en contra de la Organización y del Pueblo Awá que “Ante los hechos descritos, la persistencia del desplazamiento en nuestro territorio y la amenaza que sobre nuestra organización y pueblo se cierne, solicitamos y exigimos: (1.) A las instituciones que hacen parte del Ministerio Publico, Procuraduría General de la Nación y Defensoría del Pueblo, cumplir con sus mandatos constitucionales para garantizar el goce efectivo de los derechos del Pueblo Indígena Awá, tal como lo ha ordenado la Corte Constitucional de Colombia a través de la sentencia T-025 de 2004 y los Autos de seguimiento. (2.) Al Gobierno Colombiano garantizar los mecanismos de protección a la comunidad del Pueblo Awá, a sus autoridades tradicionales, a los líderes, lideresas y personas que componen nuestra organización ante las amenazas proferidas en nuestra contra. (3.) A los organismos judiciales y de investigación como la Fiscalía General de la Nación, que se adelanten las investigaciones necesarias que conduzcan a la captura y el juzgamiento de los presuntos responsables de las graves amenazas proferidas en el comunicado del grupo los rastrojos, comandos urbanos. (4.) A las organizaciones humanitarias internacionales y a las agencias del Sistema de Naciones Unidas como OACNUD, PNUD y ACNUR instar al Estado Colombiano para que de una vez por todas cumpla con lo establecido en la Constitución Política de Colombia de 1991, el convenio 169 de la OIT y las ordenes establecidas en los Autos 004 de 2009 y 174 de 2011.
  8. De la misma forma, a través de comunicado adiado el 23 de abril de 2013, la Organización UNIPA reitera las solicitudes realizadas a entidades y organizaciones nacionales e internacionales exigiendo frente a los hechos recientemente ocurridos: (1.) Al Gobierno Nacional: (a.) Adoptar medidas urgentes para atender de manera oportuna los niños Awá huérfanos debido al conflicto armado que se presenta. (b.) Respetar la autonomía que por ley de origen y derecho propio que poseemos los pueblos originarios, abstenerse de entrar a nuestro territorio con sus fuerzas armadas, dejar de fumigar nuestros cultivos de pan coger y no permitir que las minas contaminen nuestras selvas. (c.) Dar cumplimiento a todo lo pactado dentro de los autos 004 de 2009 y al 174 de 2011, en procura de salvaguardar nuestra integridad física, psicológica, cultural y espiritual. (d.) Implementar de manera inmediata las medidas cautelares otorgadas por la CIDH, sin condicionar lo propuesto por nuestro pueblo. (2.) A los actores armados que operan en la zona: (a.) Respeto a la vida e integridad física de todas las personas que habitamos en las comunidades Awá. (b.) Retirar a sus hombres de manera inmediata abstenerse de involucrar a nuestros hermanos y hermanas en el conflicto armado que se desenvuelve en Colombia debido a que esto es una violación a los DDHH y al DIH. (3.) A la Fiscalía General de la Nación: (a.) Realizar las investigaciones pertinentes de manera oportuna y rápida y dar a conocer los avances que se tiene de los diversos hechos que ha sido víctima nuestro pueblo. (4.) A la Defensoría del Pueblo: (a.) Haga acompañamiento y seguimiento a las situaciones que se están presentando en nuestro territorio y se inicie con las medidas pertinentes frente a estos graves hechos. (5.) A las organizaciones Acompañantes y al pueblo general: (a.) A las organizaciones nacionales e internacionales que promueven la defensa de los derechos humanos y al cuerpo diplomático, hagan acompañamiento y monitoreo permanente sobre la situación de derechos humanos y del derecho internacional humanitario en las comunidades del pueblo indígena Awá. (b.) Que inste al gobierno colombiano para que brinde garantías reales de protección y goce efectivo de derechos de nuestras familias Awá.

 

SOLICITUDES

 

Teniendo en cuenta que la situación previamente descrita se suma a las múltiples y profundas afectaciones que en el marco del conflicto armado ha socavado los derechos del Pueblo Awá y entendiendo que este tipo de circunstancias se entienden como un riesgo claro y latente en contra de las organizaciones UNIPA y CAMAWARI, desde la ONIC a través de la Consejería de Derechos de los Pueblos Indígenas, Derechos Humanos, DIH y Paz nos permitimos coadyuvar el comunicado emitido por ambas organizaciones, reiterar la solicitud realizada los primeros días de abril ante la FGN y hacer las siguientes solicitudes a las entidades estatales competentes:

 

  1. Al SNARIV, Ministerio del Interior, Entidades con obligaciones en el marco del Auto 174 de 2011, demás entidades e instituciones competentes que, teniendo en cuenta la urgencia de la situación presentada en el acápite de los hechos, se tomen todas las medidas pertinentes para salvaguardas la vida, la integridad y la dignidad del Pueblo Awá.
  2. A la FGN para que en ejercicio de las competencias que constitucional y legalmente son de su resorte y funciones, de inicio a las investigaciones pertinentes que conduzcan a la individualización de los responsables de las amenazas a UNIPA y CAMAWARI pasa su respectiva judicialización.
  3. Al Ministerio del Interior para que a la mayor brevedad posible cite a la Mesa Awá, espacio en el cual deberá analizarse esta difícil problemática que a la fecha se convierte en una vulneración grave para  UNIPA y CAMAWARI y para el Pueblo Awá.
  4. Al Ministerio Público para que direcciones todos los esfuerzos necesarios para garantizar que las entidades cumplan con la debida diligencia frente a la situación presentada, posibilitando la salvaguarda de los derechos de UNIPA y CAMAWARI.
  5. A las agencias internacionales y demás organizaciones de la sociedad civil solidarias con el Pueblo Awá, para que en el marco de sus funciones misionales exijan al Estado Colombiano realice las acciones necesarias para garantizar y proteger los derechos de UNIPA y CAMAWARI

 

Para la Organización Nacional Indígena de Colombia, los hechos victimizantes que han afectado históricamente al Pueblo Awá y que hoy se acentúan con los recientes asesinatos y amenazas dirigidas a las Organizaciones UNIPA y CAMAWARI, son absolutamente inadmisibles y deben tener una pronta respuesta del gobierno nacional a través de las entidades competentes de salvaguarda y garantizar los derechos de los Pueblos Indígenas en Colombia.

 

[download id="117"]

 

    CONSEJERÍA DE DERECHOS DE LOS PUEBLOS INDÍGENAS, DERECHOS HUMANOS, DIH Y PAZ

ORGANIZACIÓN NACIONAL INDÍGENA DE COLOMBIA (ONIC)