CRIDEC rechaza política del gobierno nacional de exterminar estadísticamente a los Pueblos Indígenas de Colombia en el Censo 2018

por ONIC

Las comunidades indígenas como sujetos colectivos hemos adquirido unos derechos enmarcados desde los principios de la Constitución Política, entre ellos, el derecho a existir de acuerdo a nuestra visión del mundo y por consiguiente a que cualquier intervención al territorio o a la comunidad se realice de acuerdo a las particularidades culturales de cada pueblo.

De otra forma, el artículo 1, 2 y 7, como parte dogmática de la Constitución Política, consagra el derecho a la diferencia cultural, a una participación efectiva de los pueblos indígena y determina la obligación que tiene el Estado de cumplir con dichos mandatos como fines que justifican su creación; por ultimo termina afirmando que el Estado colombiano es pluriétnico y tiene la obligación de preservar y garantizar la existencia de los diferentes pueblos culturalmente diferenciados.

En igual sentido, fue la Constitución Política, la que permitió o abrió jurídicamente la posibilidad de que el convenio 169 de la OIT, fuera ratificado en Colombia por la Ley 21 d2 1991 y que siga vigente haciendo exigible el derecho que tienen los pueblos indígenas a ser consultados y a que se obtenga el consentimiento previo, libre e informado.

Contando con estas disposiciones normativas nacionales e internacionales es como se adelantó un proceso de concertación con el DANE, que permitiera la aplicación del censo a comunidades indígena en un marco diferencial y se lograra reportar la realidad y evidenciar el número real de indígenas que habitan en el territorio nacional, dado que materializa los mandatos constitucionales ya referenciados.

A pesar de haber logrado una concertación con el DANE donde se establecieron unos acuerdos, actualmente nos encontramos frente al incumplimiento por parte de la misma entidad nacional, que contrario a lo que dispone la Constitución Política, está adelantando actuaciones en el marco del CENSO, que bajo nuestro análisis, quisiera el exterminio censal de los pueblos indígenas de Colombia.

En otros términos, no ha bastado con la entrada de multinacionales a nuestros territorios y de proyectos de infraestructura, con los múltiples homicidios en contra de los líderes indígenas, con las normas que cada día quieren desmontar el Estado plurietnico, con las decisiones de la Corte Constitucional que desconoce los precedentes jurisprudenciales y realidades de las comunidades, sino que ahora, tenemos que resistir a las decisiones de las mismas instituciones del Estado que con sus actuaciones quieren desconocer la realidad colombiana de los pueblos indígenas y en muchos casos abiertamente manifiestan que desconocen la presencia de comunidades indígenas en los territorios.

En este sentido se debe indagar si el DANE está cumpliendo con los fines constitucionales y con la obligación de preservar el pluralismo y la diversidad étnica de la nación, cuando está desconociendo los acuerdos realizados con la ONIC, o sea, está actuando en detrimento de realizar un censo que dé cuenta de la población indígena existente en Colombia y de las condiciones de vida que afrontan los pueblos dentro de sus territorios.

Bajo estas consideraciones, las autoridades indígenas agrupadas en el Consejo Regional Indígena de Caldas-CRIDEC- reunidos en asamblea extraordinaria, nos permitimos comunicar y reiterar el desconocimiento a los procesos de concertación y acuerdos pactados entre la Organización Nacional Indígena de Colombia –ONIC- y el Departamento Administrativo Nacional de Estadística-DANE para la realización del CENSO NACIONAL 2018.

Así mismo expresamos nuestro total rechazo a la política del gobierno Nacional de exterminar estadísticamente a nuestros pueblos indígenas de Colombia por medio de censo nacional, fuera del exterminio físico, legal, social y cultural al que hemos estado sometidos por más de 500 años.

De este modo, como regional, manifestamos nuestro apoyo total a la Organización Nacional Indígena de Colombia –ONIC- y a las organizaciones hermanas que han apoyado las decisiones tomadas frente a esta problemática de exterminio étnico y cultural de nuestros pueblos, situación que contradice los procesos incluyentes democráticos y participativos promulgados en nuestra Constitución Política Nacional de Colombia.

Por último, indicamos que en calidad de autoridades indígenas nos oponemos al desarrollo de un censo poblacional indígena que no respete los acuerdos realizados con el DANE y manifestamos que estamos y estaremos en resistencia ante cualquier situación que pretende ahondar las problemáticas de nuestros pueblos indígenas.

Dado en Riosucio, Caldas, el día 25 de enero de 2018 en el recinto sagrado La Mandrágora, Resguardo Indígena Ancestral de Cañamomo y Lomaprieta.

AUTORIDADES INDÍGENAS AGRUPADAS EN EL CONSEJO REGIONAL INDÍGENA DE CALDAS – "CRIDEC"