El exterminio a los Pueblos Indígenas no solo es estadístico, también es físico, cultural y espiritual

por ONIC

El Pueblo Kankuamo recogido en la Organización Indígena Kankuama - OIK, rechaza el tratamiento de guerra que el gobierno de Juan Manuel Santos viene dándole a las diferentes movilizaciones pacíficas que los pueblos indígenas han tejido a lo largo y ancho del país. Por ende, rechazamos y condenamos el asesinato por parte del Ejército Nacional de Colombia - Batallón Mansalva Flores de la Décima Brigada de Quibdó, Chocó, al Guardia Indígena Mayor ELEAZAR TEQUÍA BITUCAY de 41 años de edad, quien desde hacía diez (10) años ejerció como Coordinador de la Guardia Indígena en el ámbito territorial del Pueblo Indígena Embera Katío de la Comunidad el Dieciocho (Chocó) la cual hace parte de ASOREWA. Es de destacar y admirar que este guardia indígena murió exigiendo el derecho a la educación propia para su pueblo, lucha que también nosotros hemos caminado para garantizar la pervivencia de nuestro Pueblo Kankuamo.

Vemos con preocupación que durante los primeros días del 2018, los Pueblos Indígenas de Colombia hemos sido sometidos a la violación de nuestros Derechos a través de amenazas, desplazamientos y asesinatos, lo que nos condena al exterminio y a la desaparición física, cultural y espiritual como guardianes de la Madre Tierra. Ya son tres indígenas asesinados por las armas del ejército colombiano lo cual agrava la situación. Estos asesinatos nos conllevan a pensar inminentemente en que el Estado colombiano nos tiene abandonados y a nuestra suerte, al no garantizar plenamente nuestra permanencia en armonía en nuestros territorios.

Nos solidarizamos con el pueblo Embera Katío por el asesinato de su Guardia Mayor; acompañamos y respaldamos sus válidas exigencias al gobierno nacional y EXHORTAMOS a los organismos nacionales e internacionales a acompañar la investigación de estos hechos donde están involucrados miembros de las fuerzas militares, y a no permitir que este asesinato, como muchos otros, queden en la impunidad.

 

¡QUE NUESTRO SILENCIO SEA UN SOLO GRITO!

AUTORIDADES INDÍGENAS DEL PUEBLO KANKUAMO
ORGANIZACIÓN INDÍGENA KANKUAMA – OIK
Valledupar, Cesar, 29 de enero de 2018