Feminicidio afecta a nuestro ser ɨnkal Awá, no más violencia en contra de nuestras mujeres

por ONIC

El pueblo Indígena Awá llora el vil asesinato de nuestra hermana Mariana Canticus, quien a sus 37 años fue víctima de feminicidio por parte de su ex pareja, dejando a 3 hijos menores de edad en desamparo, hechos que ocurrieron el pasado 31 de marzo de 2018 en la comunidad Planadas del Resguardo Hojal Turbia – Municipio de Tumaco – Nariño.

Este doloroso acto enluta a nuestro pueblo, desequilibra la armonía con la madre tierra, el ser ɨnkal Awá y la forma como hemos vivido ancestralmente dentro de nuestras comunidades, donde las mujeres son quienes direccionan y tejen el buen vivir, transmiten los saberes y conocimientos culturales, políticos y organizativos.

Para la UNIPA, es preocupante que hermanos indígenas Awá actúen por fuera de nuestros mandatos y leyes ancestrales, en los últimos años estos casos se presentan frecuentemente por diferentes factores: el narcotráfico, el conflicto armado, la presencia de personas ajenas al territorio, entre otros; son grandes amenazas al proceso de lucha y resistencia que venimos dando desde hace 28 años, sin dejar de lado todo un sistema patriarcal que debilita a nuestros pueblos ancestrales indígenas.

Solo para el año 2017 se presentaron 35 casos de violencia en contra de nuestras mujeres, en la actualidad no contamos con programas de prevención de este tipo de violencias basadas en género dentro de las comunidades Awá. Si bien existe la Ley 1257 de 2008, además del auto 092 de 2008 que insta al Estado a proteger los derechos de la mujeres y mujeres indígenas en situación de desplazamiento, el avance es nulo dentro de nuestros territorios, no hay una Ruta diferencial Étnica que fortalezca el proceso organizativo, cultural, de justicia y gobierno propio.

Son tres niños indígenas Awá quienes quedan desprotegidos debido al atroz hecho del cual fue víctima nuestra hermana Mariana Canticus, los cuales requieren de acompañamiento psicosocial y comunitario, el cual debe ser asumido con un enfoque diferencial étnico Awá de una manera efectiva y eficaz.

Invitamos a nuestras Autoridades Tradicionales Indígenas Awá y al pueblo en su conjunto a rodear, fortalecer y realizar los procedimientos necesarios para que estos casos no queden en la impunidad, somos protectores de la vida y el buen vivir.

Instamos a las instituciones competentes del Estado se avance en la coordinación entre las justicias: propia y ordinaria. Siendo necesario que se prevengan nuevos actos violentos, se deje de normalizar la violencia contra las mujeres y se asuma como un asunto de salud pública, estos actos no son temas privados o solo de pareja, nos afectan a todas y todos.

Exigimos al gobierno Nacional, Departamental y Municipal, el acompañamiento oportuno y la implementación de la Ruta de protección a la mujeres víctimas, los programas de atención, protección y prevención de violencias basadas en género para las mujeres Awá desde un enfoque diferencial étnico propio, que respete, reconozca nuestras particularidades y genere capacidades para ejercer nuestra justicia.

Cabe recalcar que desde el año 2013 en diversos espacios de concertación se ha venido exigiendo: el apoyo para la realización de un diagnóstico sobre la realidad de las mujeres Awá, la conformación de un equipo interdisciplinario que acompañe a las familias y a las mujeres Awá para la sensibilización y prevención de violencias basadas en género dentro de los territorios, además del seguimiento de casos y la sentida necesidad de programas que posibiliten el empoderamiento de las nuestras mujeres frente al acceso a sus derechos económicos, políticos y culturales, desde un enfoque diferencial propio, que nos reconozca tanto como sujetas individuales y colectivas.

MUJER AWÁ TEJEDORA Y PROTECTORA DEL BUEN VIVIR

Asociación de Autoridades tradicionales y cabildos indígenas Awá
Unidad Indígena del Pueblo Awá UNIPA