El Consejo de Gobierno Gunadule y Justicia Propia rechaza el cruel asesinato de Gerson Acosta Salazar

por ONIC

Comunicado a la opinión pública nacional e internacional
Ibgigundiwala, territorio ancestral Gunadule
Municipio de Necoclí, Antioquia

Rechazamos el cruel asesinato de nuestro hermano GERSON ACOSTA SALAZAR gobernador indígena de la comunidad Nasa KITE KIWE del municipio de Timbio Cuaca.

Rechazamos categóricamente los continuos hechos atroces de estigmatización, persecución, señalamiento, amenazas, desaparición, desplazamiento y muerte que siguen padeciendo la sociedad colombiana y en particular de los pueblos originarios ancestrales, continúan en la protección de la vida, de nuestros derechos colectivas e individuales, los que seguimos liberando y protegiendo nuestra Madre Tierra, seguimos exigiendo al gobierno para que se cumplan los diferentes acuerdos y compromisos con los pueblos originarios.

A pesar de la firma del proceso de PAZ entre el gobierno Nacional y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia – FARC-, pero a pesar de todo lo vemos con preocupación que la guerra y el ataques a los defensores de los derechos defensores de la vida, a los protectores de la Madre Tierra, a los defensores de los derechos humanos, líderes sociales y los que exigimos que se cumplan todos los acuerdos y compromisos con los pueblos originarios.

Cada día se agudiza más por la imposición de la política del Estado, sin lugar a duda hay una estrategia sistemática de política de muerte por los megaproyectos en nuestro territorio ancestral. Todos estos son factores que causan enormes impactos negativos en nuestras comunidades y afectan nuestro plan de vida.

Hacemos un llamado a las instituciones del Estado, en el marco de la sentencia T- 025 emanada de la Corte Constitucional, y el Auto 004 el 26 de enero de 2009 que afirma que los pueblos indígenas en Colombia hemos recibido la mayor afectación como consecuencia del conflicto armado interno, de los pueblos milenarios hemos sido víctimas hace siglos.

Nuestro proyecto político organizativo y espiritual, nos han dado las herramientas para llevar una vida equilibrada y armónica enmarcada en el concepto de territorio como madre, territorio como una mujer inteligente, territorio como una mujer pedagoga, porque somos parte de ella, es aprender a recordar la convivencia con la Madre Tierra, es recordar la memoria de lo que somos.

Hoy en día guardamos la esperanza de un futuro como pueblo originarios, a pesar de las adversidades y las agresiones que todavía recibimos de los actores armados y de la sociedad mayoritaria. Nuestra gente y nuestro territorio son víctimas del conflicto armado y social de esta región y exigimos garantías y medidas de protección adecuadas y consultadas para poder seguir perviviendo en nuestro territorio, ejerciendo la autonomía y en paz con la Madre Tierra.

CONSEJO DE GOBIERNO GUNADULE Y JUSTICIA PROPIA