Pueblos originarios de Colombia marcharon por la dignidad, la vida y la Madre Tierra en la Ciudad de Bogotá

por ONIC

 

12 de octubre, continuamos fortaleciendo nuestra resistencia ancestral.

Bajo los mandatos y principios de las comunidades, en el marco del lX congreso de los pueblos indígenas de la Organización Indígena de Colombia –ONIC-, los congresistas se movilizaron el 12 de octubre del 2016 por las calles de la Ciudad de Bogotá, con el propósito de dar su voz de protesta a toda Colombia y el mundo entero, que es urgente que se establezca una solución final a los acuerdos de paz entre el Gobierno Nacional y la guerrilla de las FARC. Los territorios no pueden seguir siendo escenarios de guerra y confrontación, se debe parar definitivamente el derramamiento de sangre en las comunidades, las transformaciones sociales se deben hacer en los escenarios políticos y a través de la movilización permanente, y no empuñando un arma para lograr los objetivos de cambio.

Para los pueblos indígenas la paz se construye desde y para los pueblos que están en los territorios, porque son las comunidades las que han vivido el horror de más de 50 años de flagelo, despojo, persecución y genocidio por parte de los grupos armados y la política económica, el cual siguen sembrado zozobra en los territorios, la humanidad no saben lo que es vivir en medio de una guerra que no nos pertenece, que acaba con los sueños de una población que resiste.

Los que viven en las grandes ciudades le dijeron no al proceso de paz, porque fueron engañadas y manipuladas por los medios de comunicación masivos y por la estrategia sucia del centro democrático que preside el senador Alvaro Uribe Velez, por ese le queremos decir que la paz es un deber y un derecho obligatorio contemplado en la constitución nacional y en los instrumentos internacionales.

Las comunidades indígenas que marcharon en las calles de Bogota, a través de mensajes alusivos a la defensa de la vida, el territorio, consignas de lucha y resistencia de los movimientos indígenas, le manifestaron a la ciudadanía lo que son realmente los pueblos, que son procesos dignos y que le apuestan a construir un nuevo país de la mano con sectores sociales y populares, movimientos estudiantiles, entre otros.

El 12 de octubre se hizo memoria a los líderes y mayores que han dado su vida por defender el proceso organizativo, la identidad cultural y el territorio, así mismo se pronunciaron sobre la orden de desalojo que se presenta en este momento contra el pueblo Muisca de Bosa Bogota, y los señalamientos a los líderes y lideresas en el marco del conflicto armado.

Las mujeres portadoras de vida y armonía en los pueblos y territorios ancestrales, en la marcha expresaron a través de la música su sentir, llevando la voz del pueblo que ha sido golpeado por los grandes empresarios, las multinacionales y las políticas de gobierno que no hace más que destruir a la Madre Tierra y el exterminio de las comunidades indígenas.

Los kiwe tegnas (guardia indígena) cuidadores del territorio que siempre han dado su lucha en defensa de la vida, en este día nuevamente con fuerza y coraje empuñan sus bastones de dignidad dando un mensaje de valor y sobre una verdadera paz que se vive en estos escenarios colectivos en armonía con la naturaleza.

Más de 50 mil personas en representación de los 102 pueblos indígenas, sectores sociales y populares del país se congregaron en la Plaza de Bolívar, donde se hizo el pronunciamiento público sobre la situación crítica que atraviesa los territorios indígenas por culpa del conflicto, la política económica del Gobierno de Santos y las trasnacionales mineras, petroleras e hidroeléctricas que están desarmonizando la vida y están generando desequilibrio en los territorios.

Esta ves los sectores sociales y populares recibieron a los pueblos indígenas con flores, aplausos y lágrimas de alegría por ese gesto de paz desde las comunidades, y como una luz de esperanza hacia un nuevo país donde quepamos todos y todas en la diversidad, así mismo se exigió en la plaza pública el esclarecimiento de los asesinatos de miles de colombianos que aún están en la impunidad y que estos actos no se vuelvan a repetir en los territorios.

Por: Programa de Comunicaciones y Estudiantes del Programa de Comunicación Propia Intercultural UAIIN-CRIC

Colegio Claretiano, localidad de Bosa, Ciudad de Bogota D.C 13 de octubre del 2016.