ONIC - OREWA: “Exigimos el respeto a la vida y al territorio de las comunidades Emberá Katío del Resguardo Urada-Jiguamiando”

por ONIC

OREWA: “Exigimos el respeto a la vida y al territorio de las comunidades Emberá Katío del Resguardo Urada-Jiguamiando”

La Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC), en conjunto con la consejería de los Derechos de los Pueblos indígenas, Derechos Humanos, Derechos Internacional Humanitario y Paz, coadyuva el comunicado de la OREWA emitido el 24 de julio de 2013, en el cual denuncian ante las entidades competentes los graves hechos derivados del accionar de la Fuerza Aérea Colombiana con las cuales se afectan profundamente los derechos individuales y colectivos de las comunidades indígenas Emberá Katío del municipio del Carmen de Darién.

Hechos.

1. “Gran preocupación nos causa las noticias que nos llegan del Municipio del Carmen del Darién, que dan cuenta de la alarmante situación que están viviendo las comunidades Indígenas asentadas en el Resguardo de Urada – Jiguamiando, que lo componen las comunidades de Alto Guayabal, Jaibia Coredocito, Bidokera Ancadia, Nuevo Cañaveral, Ibudó y Padadó Apartadocito, en especial la de Ibudo: Quienes informan que desde ayer siendo las 2:15 de la tarde, un avión de la Fuerza Aérea inicio un proceso de fumigación de los cultivos de uso ilícito por la quebrada la Arenosa (Ibudó) y los alrededores de la comunidad, fumigando incluso montaña adentro donde no había cultivos ilícitos pero si de pan coger.

2. A la fecha las comunidades no tienen abastos de agua, por lo que tienen que consumir las aguas contaminadas de la quebrada con el consiguiente riesgo de enfermedad en especial los niños y las mujeres embarazadas. Las autoridades colombianas realizan estas acciones a sabiendas que el resguardo  Urada –Jiguamiandó tiene Medidas Cautelares de Comisión Interamericana de  Derechos Humano (C.I.D.H.), desde el año 2.010.

3. Preocupa igualmente la situación de las autoridades indígenas tradicionales y líderes de este resguardo por las amenazas de que han sido objeto por parte de los  dueños de los cultivos de coca y los grupos ilegales de la región, que han dicho que si el gobierno ejecuta acciones de erradicación de los cultivos de coca, ellos tomaran represalias contra nuestros compañeros a quienes señalan como responsables de las acciones del gobierno contra los cultivos de uso ilícitos” (Negrillas fuera del texto)

4. Sea del caso anotar que las fumigaciones de cultivo de uso ilícito irrespetando el territorio, generando profundas afectaciones en la comunidad en general y desconociendo los impactos negativos que esto conlleva para el Medio Ambiente, se constituyen en una flagrante vulneración de los derechos individuales y colectivos de los Pueblos Indígenas y reflejan  el desconocimiento de instrumentos y estándares que nacional e internacionalmente reglamentan  y restringen este ejercicio.

Solicitudes. 

Teniendo en cuenta  los graves hechos previamente denunciados, la Organización Nacional Indígena de Colombia se permite coadyuvar la solicitud presentada por la OREWA (numeral 1), a la cual se adicionarán las solicitudes de acción correspondientes para el caso descrito, a saber:

  1. Solicitamos de los organismos competentes, gobierno nacional, instituciones estatales, organizaciones no gubernamentales, nacionales e internacionales que protegen los derechos humanos y velan por el cumplimiento del Derechos Internacional Humanitaria (.D.I.H.) apoyo urgente y humanitario a través de  una Brigada de salud para las comunidades de Ibudó y  Nuevo Cañaveral y la  alimentación para la comunidad de Ibudó como ayuda emergencia. Requerimos anques para el almacenamiento de agua para  26 familias y 111 habitantes, Igual solicitamos una comisión de verificación por parte de la administración municipal la Defensoría del Pueblo y organismos de derechos Humanos.
  2. Al Ministerio de Defensa para que cese de forma inmediata las fumigaciones realizadas en el Resguardo de Urada – Jiguamiando; explique a esta consejería y a la comunidad afectada los motivos de la aspersión de sustancias nocivas para la salud y la vida de la comunidad y garantice que en lo sucesivo estos hechos no volverán a tener lugar en el territorio señalado y en ningún otro territorio ancestral de los Pueblos Indígenas de Colombia.
  3. A la UARIV, para que evalúe las afectaciones que con ocasión de los hechos descritos tuvieron lugar en territorio Emberá y otorgue la atención que en el marco del Decreto Ley 4633 de 2011 se deriven, salvaguardando los derechos de la población afectada.
  4. Al Ministerio de Salud para que desde el resorte de sus competencias de la atención integral y preferente a los indígenas afectados por las fumigaciones que desde la fuerza aérea colombiana se realizaron en el Resguardo de Urada-Jiguamiando, especialmente a niños, niñas, adolescentes, mujeres en embarazo y lactantes y adultos mayores.
  5. A la Procuraduría General de la Nación y a la Defensoría del Pueblo para que con carácter URGENTE, verifiquen la situación narrada en la presente solicitud y promuevan las garantías de derechos necesarias para salvaguardar la vida, salud e integridad personal de las comunidades indígenas afectadas, dando cuenta de la afectación ocasionada al territorio con ocasión de las fumigaciones.
  6. A las agencias internacionales y demás organizaciones de la sociedad civil solidarias con el Pueblo Emberá, para que en el marco de sus funciones misionales exijan al Estado Colombiano realice las acciones necesarias para garantizar y proteger los derechos de las comunidades Indígena en mención.

CONSEJERÍA DE DERECHOS DE LOS PUEBLOS INDÍGENAS, DERECHOS HUMANOS, DIH Y PAZ

ORGANIZACIÓN NACIONAL INDÍGENA DE COLOMBIA (ONIC)